Toma acciones diferentes

Ya estamos casi mediados de enero como vas con tus propósitos de año, los propósitos están muy bien, son la idealización de unos objetivos a cumplir. Está claro que lo primero para obtener algo es ser conscientes de que lo queremos. Muchas veces repetimos un mismo objetivo año tras año, ya que no hemos sido capaces de cumplirlo.

Antes de volver a repetir las acciones de siempre… ¿No sería interesante ver que hemos estado haciendo con anterioridad, evaluarlo y ver qué es lo que falla? ¿Qué es lo que aporta? ¿Qué es lo que se no estamos haciendo?

Si no hacemos algo diferente a lo que estábamos haciendo antes, si no funciono, es muy probable que no funcione ahora… Así que…
¿Qué vas a hacer de manera distinta esta vez? ¡Si esperas otro resultado toma nuevas acciones!

Y que no se te olvide también… que hay que ponerse manos a la obra, para conseguirlos. ¿Has comenzado llevando a cabo acciones que te acercan a ellos? ¿A qué estás esperando? Normalmente nos abruma la idea de conseguir un objetivo ya que vemos lo complicado de obtener su resultado final, no se te olvide que las cosas se consiguen poco a poco y que hay que diseñar un plan concreto con tareas determinadas y asequibles e ir avanzando sobre ellas. De este modo disfrutas del camino y vas teniendo recompensas al ir consiguiendo diferentes etapas.

Si lograr tus objetivos te supone una dificultad y no sabes como afrontarlo quiza un proceso de coaching te puede ayudar.

Sesiones de coaching

Para saber más sobre coaching

Decisiones

Hay momentos en los nos sentimos nerviosos porque estamos esperando el desencadenante de una situación, no sabemos algo, o estamos a expensas de algo o de otras personas… Nos sentimos agitados, e incluso molestos porque no tenemos la situación en nuestras manos y son otras cosas u otras personas quienes deciden…

Pero es curioso que cuando tenemos que tomar una decisión, y conlleva elección en ocasiones también nos tensa la idea de tener el control y la responsabilidad de elegir… Y saber hacerlo bien…

En estos momentos lo mejor es intentar relajarse y no dejarse llevar por las emociones de tensión y presión es…  Respirar,  para poder tranquilizarte y organizar las ideas…

Qué es lo que más interesa ? Como de complicado es? Afecta a otras personas? Que te lleva más tiempo? Plantéate cuantas más preguntas mejor para tener la sensación de que has analizado todos los puntos importantes. Si contestando estas preguntas sigues sin tenerlo claro hazte una lista de pros y contras de cada una de las opciones…

Y normalmente después de todo este proceso de evaluación de las posibilidades y de sus pros y contras en tu fuero interno tienes la solución… Después de analizarlo todo estucha tu corazón y esa es la respuesta a tu dilema…Enhorabuena la tienes.

Ahora afiánzala, hazla grande para estar convencida de que esa es tu decisión y cuando realmente lo sientas… Enhorabuena tu decisión ya está tomada.

Disfruta de tu nuevo camino a recorrer.

Si realizar todo el proceso de autoconocimiento y de responder a todas esas preguntas y saber cuales son tus deseos reales no es tan sencillo abordarlo por ti mismo un proceso de coaching puede ser la solución.

sesiones_coaching